Al menos está vez no se salen limpios.

septiembre 14, 2007 en 6:44 pm | Publicado en PRINCIPAL | Deja un comentario

Esta vez con la reforma fiscal y electoral el pueblo no es el único que se siente perjudicado.

Los pinches medios, en especial el duopolio chillaron como putas ofendidas.

Los pinches saqueadores del pais esta vez les ponen una trampa y no se podrán llevar a manos llenas, solo un poco.

http://www.proceso.com.mx/analisis_int.html?an=53872

Llanto empresarial
carlos acosta córdova

México, D.F., 13 de septiembre (apro).- Como era previsible, la reforma fiscal no dejó contento a nadie: El gobierno no va a recaudar lo que quería; muchas empresas tendrán una mayor carga impositiva; los asalariados tienen amenazadas no sólo sus prestaciones, sino hasta el empleo mismo; los ingresos públicos no se despetrolizarán; la economía no contará con recursos para crecer significativamente; y todos sufriremos el impacto, así sea diluido, del aumento en el precio de las gasolinas y el diesel.

Desde que el Ejecutivo envió el paquete de iniciativas fiscales al Congreso, en junio pasado, ya el mismo gobierno, particularmente la Secretaría de Hacienda, avistaba lo complicado que iba a estar la negociación de la reforma, tanto con los legisladores como con los sectores productivos y los grupos de contribuyentes que específicamente saldrían raspados. Desde entonces, ya se decía que la reforma ideal no era la reforma perfecta, sino la reforma posible.

En términos de recaudación, que era la principal meta del gobierno, podrá decirse que hubo mucho ruido para tan pocas las nueces que salieron: apenas se recaudará un tercio de lo que se proponía el gobierno. Pero, aun cuando muchos saldremos, en mayor o menor medida, con alguna lastimadura, sin duda hay un salto cualitativo: el famoso Impuesto Empresarial de Tasa Única (IETU), odiado desde su origen como CETU, por fin obligará a miles de empresas a pagar impuestos.

No por nada, el miércoles el Consejo Coordinador Empresarial en pleno –12 organizaciones lo integran–, se lanzó con todo contra las autoridades y los legisladores que, finalmente, aprobaron una tasa para ese nuevo impuesto de 16.5% para 2008, de 17% para 2009 y de 17.5% a partir de 2010. El gobierno quería una tasa de 16% para 2008 y de 19% a partir de 2009. Pero los empresarios querían una tasa de 12 o, cuando mucho, de 14 por ciento.

Fue dura su embestida. Y al mismo estilo y tono que lo hicieron los concesionarios de radio y televisión con la reforma electoral, que pusieron por delante –sólo ellos se la creen– un derecho y un valor tan sensible como la libertad de expresión, la cúpula empresarial chilló por la tasa “tan alta” del IETU que, dijeron –celosos que son del bienestar de los mexicanos más desprotegidos y de la salud de la economía nacional–, con ese impuesto se afectará la creación de empleos y no se promoverá el crecimiento de la economía.

Para que todo mundo escuchara su protesta, convocaron de urgencia a conferencia de prensa para el mediodía del miércoles. El IETU, gritaron, “significará no sólo una sobrecarga impositiva para las empresas que pagan responsablemente sus tributaciones, sino incluso un obstáculo a la competitividad nacional, sobre todo si consideramos que las principales economías del mundo han disminuido las tasas de sus impuestos como una medida para aumentar la recaudación, y así fomentar el crecimiento y la generación de empleos”.

Por supuesto, lo que realmente les interesa es lo primero: la “sobrecarga impositiva”. Lo demás les interesa tanto como la libertad de expresión a los concesionarios de radio y televisión. Pero habrá que ver realmente si es en verdad una sobrecarga impositiva o apenas un ajuste en el régimen tributario para que las miles de empresas que no pagan impuestos contribuyan con algo.

Visto en términos gruesos, por supuesto que sí habrá una mayor carga para el conjunto de las empresas. Si la recaudación del Impuesto sobre la Renta empresarial anda por ahí de los 235,000 millones de pesos, los 78,000 millones que se esperan del IETU, significan un 33% de aumento en la recaudación a cargo de las empresas.

Pero de ninguna forma quiere eso decir que “todas” las empresas verán aumentado su pago de impuestos en ese porcentaje. Si le hacemos caso al gobierno y a los legisladores, de que el IETU es un impuesto complementario y de control, es decir, que se puede acreditar contra el ISR y se pagará el que resulte más alto, pues entonces se entiende por qué chillan los empresarios que chillan: porque no están acostumbrados a pagar ni siquiera una tasa de 16.5%. Y se supone que la tasa del ISR para las empresas es del 28 por ciento.

Es decir, quienes pagan correctamente sus impuestos teóricamente –insisto, si se le hace caso al gobierno y a los legisladores– no tendrían de qué preocuparse. Se preocupan y lloran los que no pagan nada o pagan muy poco, ni siquiera ese 16%; los que tributan en regímenes especiales y los que abusan de planeaciones fiscales agresivas.

Resulta que, según especialistas fiscales, del total de empresas que declaran impuestos apenas el 45% lo hacen bajo el régimen del Impuesto sobre la Renta y muy pocas a una tasa del 28%; el resto lo hace bajo el Impuesto al Activo (Impac), que para este año bajó su tasa de 1.8% a 1.25%. Este impuesto se creó en la administración de Carlos Salinas de Gortari porque, decía Pedro Aspe, cómo era posible que muchísimas empresas año tras año declaraban en ceros, decían que perdían, y seguían funcionando, muchas de ellas de manera sólida y con crecimiento. “Ellas hacen como que pagan y nosotros hacemos como que les cobramos”, decía el entonces secretario de Hacienda. Entonces, el Impac era para que pagaran un poquito, de menos. Y como el IETU sustituirá a partir de 2008 al Impac, pues ahora el piso mínimo que pagarán las empresas es de 16.5% el próximo año.

Por eso lloran. Pero ya era hora de que pagaran algo.

 

Lo medios hablan de el peligro de limitar el derecho de expresión. Pero no señores no, no y NO!!!

Los medios son los mismos que con su ley televisa querían tener el control total de las voluntades de la gente y la politica como si no fuera ya tan intromisiva. Son ellos lo que se niegan a que se cree mas competencia, mas canales de televisión abierta, son los mismos que no pasan opiniones diferentes a sus intereses. Son los mismos que se niegan a hablar con la verdad y darle voz a la gente con sus opiniones que difieren de las suyas. Son las mismas que se han ocupado de hablar por la gente durante decadas, son ellas las que dicen que es lo correcto y que es lo que no se puede.

No chillen mariquitas sin calzones. Esta vez no les toco como deberían pero si les rasgaron las medias.

Quietando algo de poder.

septiembre 14, 2007 en 8:28 am | Publicado en PRINCIPAL | Deja un comentario

En las semanas anteriores.

La televisión y sobre todo el duopolio televisvo hiceron un frente común contra el proposito de sacar a los actuales consejeros de Instituto Federal Electoral, la voz era una sola en los canales de televisión abierta, y es que el pacto de mantener el poder protegiendose uno con el otro era así.

Cuando se dieron cuenta que perdían mas ellos al ver amenazadas sus “libertades” hiceron de lado a Ufraude y aliados antes tenían que chillar por sus “derechos”. No esperaban un movimiento mas inteligente, y creanme que hace mucho o creo que nunca había visto un movimiento de tanta inteligencia marcado por dos el FAP y el PRI. Era sólo la carnada, les dijeron está bien no chillen hacemos borron de esta propuesta que disque pone en peligro la libertad de expresión, pero les dieron con el sarten porque sin mediar palabra pasaron la ley electoral. Obviamente esta también fue una treta pues la reforma fiscal no pasaría sin cabildear la reforma electoral.

A los medios, al duopoli, al CCE a todos estos pinches emrpesarios se les fue una parte muy grande el destino de proximas elecciones y algo más de dinero. Se les olvidaba que ELLOS NO PUEDEN poner condiciones al legislativo, se les olvida que a ellos el pueblo no los elogio para que tuvieran el derecho decir a la gente lo que se les antoje de ser complices de elecciones fraudulentas y de ser protectores de ratas como las que se aferran al IFE.

Se les olvida que la democracia, la poca que se vislumbra es algo que no se debe mantener en manos ni se puede negociar con ratas de gran tamaños como los dueños de los medios.

Los principales informantes que no comunicadores (porque no es lo mismo) de los nociticieros estresllas (los mismos que no se pueden ver y que cada vez que se les pega se arrojan mirda unno al otro) lamieron botas de sus jefes y defendían a los consejoros ratas del IFE; defendieron el poder que les an quitado el día de ayer. Aun les queda mucho pero ojalá y esto sea el principio de una caida de esta telecracia.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.