Un Estado laico?

enero 17, 2007 en 10:17 am | Publicado en PRINCIPAL | 1 comentario

No me gusta meterme en este tipo de asuntos tan penosos, pues considero que todos los creyentes de cualquier religión merecen y tienen el derecho de escuchar y ser escuchados.

Tampoco me gusta usar groserias en cada linea.

Sin Embargo este hijo de la chingada me tiene hasta la fregada con sus putas estupideces y sandeces que dice. Que se vaya a freirse las bolas, puto cerdo pedante, defensor de los carroñeros y explotadores del pueblo. Ese cabron nunca dice nada en favor de la gente mas humilde, siempre esta hablando de lo que no le corresponde como de la REFORMA FISCAL que dice les beneficiara, en efecto este hijo de su putisima madre, siempre sale beneficiado, aparte de ser una estrella del canal de las estrellas.

Pinche mono inculto y ademas perverso cabrera.

DICE QUE NO NOS DEBEMOS ASUSTAR POR EL ALZA DE PRECIOS Y MENOS DE LA TORTILLA PORQUE ES UN FENOMENO MUNDIAL.  ME PREGUNTO SI EL PENDEJO ESTA ENTERADO QUE EL MUNDO NO ACABA DONDE SUS MISERABLES OJOS ALCANZAN A VER.

Perverto1tortillas   perverto2.JPG

Anuncios

Y quien es él????

enero 14, 2007 en 7:14 pm | Publicado en Articulos periodísticos | Deja un comentario

Agragando a la nota anterior se me olvidaba mencionar, para quienes no se hayan dado cuenta que el eneno ese, quiere ganar “rating” mintiendo igual que en las elecciones. Por favor que no se te olvide por quien votaste el 2 de julio!!!.

Perdiendo el pueblo de México a sus hermanos latinos por culpa de las idioteces de Fox y por lo fraudulento del pasado proceso electoral en México. Leemos entonces que aunque no es oficial la postura para la mayoría de nuestros hermanos latinos México no tiene Democracia ni de a “mentis”….

El hermano menor
Daniel Lizárraga

Con la intención de retomar el liderazgo regional que México perdió durante el foxismo, Felipe Calderón asistió a la toma de posesión de Daniel Ortega. Ahí, proclamó que “independientemente de que geográficamente pertenezcamos a la región de Norteamérica, nuestra esencia… pasado y nuestro futuro, sabemos que está en América Latina”. Pero su ilusión se hizo trizas: fue presentado en el lugar 15 de los 19 invitados especiales a la ceremonia y no logró atraer la atención de los mandatarios presentes ni la prensa. Vaya, hasta las edecanes olvidaron darle una presea.

MANAGUA.- Felipe Calderón ingresó a La Plaza de los No Alineados con los ojos entrecerrados y la barbilla ligeramente levantada. Ataviado con una guayabera blanca, iba acompañado de su esposa Margarita Zavala a la toma de posesión del nuevo mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega. De pronto se puso serio, al descubrir que a él y a su esposa les habían asignado las sillas 17 y 18, lejos de los sitios de honor que ocuparon el venezolano Hugo Chávez y el boliviano Evo Morales.

Al igual que los demás mandatarios, Calderón tuvo que aguardar durante dos horas la llegada de Chávez para que se iniciara la ceremonia; luego fue presentado en el lugar 15 de los 19 invitados especiales y tuvo que soportar otro desaguisado de las edecanes, quienes se olvidaron de él cuando entregaron la Medalla de la Unidad Latinoamericana; Nicaragua Libre.

El presidente de México –país al que históricamente la clase política latinoamericana consideraba el “hermano mayor” de Centroamérica y El Caribe– tuvo que conformarse ahora con presenciar la investidura de Ortega desde esa posición, flanqueado de los mandatarios de la República Árabe Saharaui, Mohamed Abdelaziz, y de la República Dominicana, Leonel Fernández, justo en el extremo opuesto donde su homólogo nicaragüense pronunció su discurso ante 5 mil personas que lo ovacionaban, según informó el jueves 11 la prensa local.

Aislado

El secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guadalupe Acosta Naranjo, quien estuvo de gira por Managua, asegura que Felipe Calderón quedó aislado políticamente en su primera visita al extranjero por tres razones:

“La gente no lo conocía físicamente, pagó el desastre hecho en Latinoamérica por su antecesor Vicente Fox y, además, quienes ahora tomaron el poder en Nicaragua (el Frente Sandinista de Liberación Nacional) vieron en México una elección dudosa y con muchas irregularidades, lo que les generó suspicacias sobre la legitimidad en que se desarrollaron.”

Y no es que Acosta Naranjo se haya convertido en especialista en temas de política internacional, sino que junto con los senadores perredistas Arturo Núñez, Yeidckol Polevnsky y otros legisladores conformaron la comitiva perredista, invitada por el comandante Daniel Ortega, así como por los líderes del Frente Sandinista de Liberación Nacional a la ceremonia en la que Enrique Bolaños entregó la banda presidencial a Daniel Ortega.

En vísperas de emprender su primera gira internacional de trabajo, durante la XVIII Reunión de Embajadores y Cónsules en México, Felipe Calderón derrochó optimismo. En su discurso, advirtió que no aceptaría humillaciones para el país, y aclaró que tampoco guardará rencores ni agravios con nadie, en velada alusión a los conflictos que tuvo su antecesor Vicente Fox con los presidentes Hugo Chávez y el cubano Fidel Castro.

Así, Calderón viajó a Nicaragua con la firme intención de retomar paulatinamente el liderazgo perdido durante los últimos años del foxismo. Pero su estrategia se vino abajo conforme se agotó la agenda oficial del miércoles 10.

Chamorrista

Luego de que el avión TP-01 de la Fuerza Aérea Mexicana aterrizara en el Aeropuerto Internacional de Managua, a las 9:20 horas, Felipe Calderón se reunió en privado con Daniel Ortega en las oficinas del Frente Sandinista. El encuentro duró 30 minutos y se realizó a petición de México. De hecho fue el único acto de la agenda del miércoles 10 en el que el mandatario mexicano concentró la atención.

Al término del encuentro, Calderón pronunció un breve discurso en el que expresó su admiración por Pedro Joaquín Chamorro, uno de los periodistas emblemáticos de Centroamérica, asesinado el 10 de enero de 1988 por órdenes del régimen de Anastasio Somoza.

“Soy un hombre que cree firmemente en la libertad, en la libertad de las ideas, en la libertad de expresión. Sé lo que significó la vida y la muerte de Chamorro para Nicaragua y para América Latina entera”, dijo.

El mensaje de Felipe Calderón fue desafortunado, pues en 1989 Ortega perdió la presidencia ante Violeta Barrios viuda de Chamorro, lo que mantuvo a los sandinistas lejos del poder durante 18 años.

“Independientemente de que geográficamente además pertenezcamos a la región de Norteamérica –dijo Calderón–, nuestra esencia y sustancia, historia, pasado y nuestro futuro, sabemos que está en América Latina.”

Las radiodifusoras locales no transmitieron el discurso del mandatario mexicano; los locutores estaban más atentos al arribo del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien por la tarde sería el invitado de honor de Daniel Ortega durante la ceremonia de transmisión de mando. Chávez tomó protesta como presidente de su país por tercera vez el mismo miércoles, horas antes de viajar a Managua.

El miércoles 10, en las calles de Managua la gente estaba de fiesta. Los barrios de esta ciudad lucían las banderas rojinegras del Frente Sandinista, que colgaban de las puertas y ventanas de las casas.

Alrededor de las 15:30 horas, los 19 mandatarios invitados, reunidos en el centro de convenciones Olof Palme en espera de que se iniciara la ceremonia del cambio de poder, se enteraron que ésta comenzaría hasta que Chávez arribara a Managua.

Dos horas más tarde apareció el venezolano. Vestía una camisa roja y un pantalón negro, los colores del sandinismo. Al ingresar a la Plaza de los No Alineados la gente comenzó a corear su nombre y le gritaron consignas, mientras que los demás invitados sólo recibieron algunos aplausos.

Chávez parecía una estrella de beisbol. Levantaba los brazos y los abría por encima de su cabeza y volteaba constantemente para saludar a los asistentes; en contraste, los otros 18 mandatarios se dirigían a los lugares que les habían asignado los anfitriones.

En cuanto Ortega estuvo cerca de su homólogo venezolano, lo abrazó efusivamente. Lo mismo hizo el boliviano Evo Morales. La gente no dejaba de aplaudir. Y Chávez sólo saludó de lejos al resto de los presidentes.

Daniel Ortega y sus seguidores quisieron que la ceremonia de transmisión de mando fuera en el centro de convenciones que lleva el nombre del premier sueco Olof Palme, un defensor de la Revolución Sandinista. Además, el nuevo gobierno ordenó que se encendiera una enorme silueta del prócer Augusto César Sandino en la parte más alta del Banco Central, un edificio de 18 pisos. Durante la ceremonia en la que Enrique Bolaños entregaba la banda presidencial a Ortega se escucharon los 21 cañonazos de salva.

Al final de la ceremonia, Ortega dio un mensaje de agradecimiento e invitó a los asistentes a un acto popular en la Plaza de la Fe Juan Pablo II: “En este momento –dijo– algunos de los (mandatarios de los) países que nos acompañaron tienen que retornar de inmediato, pero otros nos van a acompañar. Ahí vamos a estar con nuestro hermano Hugo Chávez, que a propósito hizo un esfuerzo extraordinario, porque tomó posesión el día de hoy; somos gemelos, estamos naciendo el 10 de enero, estamos renaciendo. Y esperamos que nos acompañen otros hermanos que tengan tiempo, como Evo”.

Hugo Chávez salió del centro de convenciones por el lado derecho; Felipe Calderón lo hizo por el izquierdo. El venezolano se dirigió al acto multitudinario, mientras que el mexicano se dirigió al aeropuerto.

A bordo de la aeronave que trajo de regreso a la comitiva presidencial, el jefe de comunicación de la Presidencia, Max Cortázar, informó que Chávez y Calderón sí se habían saludado en el salón Olof Palme, antes de iniciar la ceremonia. Y dijo que incluso hubo una fotografía, que el jueves 11 difundieron los diarios nacionales en sus primeras planas.

Según el vocero de Los Pinos, Chávez felicitó a Calderón con motivo de Año Nuevo, así como por su triunfo en las elecciones, lo que hasta ahora el presidente de Venezuela no ha hecho por vía diplomática.

El jueves 11, La Prensa, uno de los diarios más leídos de Nicaragua, tituló a ocho columnas: Giro al populismo.

Mientras Felipe Calderón ofreció al presidente Ortega analizar la forma de invertir en infraestructura hidroeléctrica en el encuentro privado que sostuvieron, Chávez ofreció a su homólogo nicaragüense la construcción de una refinería con capacidad para producir 150 mil barriles de crudo diarios y, además, un suministro extra de 10 mil barriles de petróleo cada año.

Fraude sobre Fraude.

enero 14, 2007 en 6:53 pm | Publicado en Articulos periodísticos | Deja un comentario

Acostumbrense lectores a acciones y perversiones de este tipo. Inaugurar Hospitales cuando aun no estan ni las paredes es una verdadera mentada de MADRE.

Decir que lo médicos estan obligados a atender a los niños nada mas por sus pinches pantalones es una idiotez.

Primero arregla lo que esta roto y despues si hay se compran nuevas cosas. No se juega con el pueblo. Legítimo eneno; presidente del fraude.

‘Inviable el Seguro Universal’
14 de Enero del 2007
Actualizado: 3:32:41 AM hora de Cd. Juárez
  • Sector Salud es incapaz de atender la demanda, afirman médicos
  • Rodrigo Vera
    Proceso
    Distrito Federal— “En este hospital sobrevivimos a duras penas, sosteniéndonos agarrados de las uñas. Siempre hay carencia de medicamentos y de equipo. No tenemos capacidad para atender a los enfermos que nos llegan diariamente”, se queja Omar R., médico del Hospital Regional Vicente Santos Guajardo, de Tlalnepantla, Estado de México.Y señala a los pacientes –niños, mujeres y ancianos escuálidos– que se apiñan en una sala, esperando recibir atención médica.

    “¡Mírelos! ¡Mírelos bien! muchos permanecen de pie porque ni siquiera alcanzan una silla para sentarse. Y hay quienes se pasan un día completo para poder ser atendidos, mientras los médicos no nos damos abasto”.

    El hospital pertenece al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Es un edificio de concreto sin pintar, de fachada grisácea. En sus corredores internos hay muchas camillas de ruedas obstruyendo el paso, con enfermos enfundados en batas de color verde.

    “Aquí carecemos hasta de tapabocas”, dice una enfermera, mientras le toma el pulso a una anciana tendida en una camilla.

    Algodones, antibióticos, jeringas, gasas, soluciones fisiológicas y otros muchos insumos de primera necesidad faltan en este hospital, a decir de sus propios médicos. Y, como en muchos hospitales del IMSS, para ellos son pesadísimas las sobrecargas de trabajo.

    A cada médico del seguro Social, según la normatividad, le corresponde atender 2 mil 500 derechohabientes. Pero aquí hay médicos a los que les toca atender hasta 6 mil pacientes. Ya se imaginará la enorme saturación y los larguísimos tiempos de espera de éste y otros hospitales de la zona”, señala Heriberto Espinoza, vocero del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social en esa región oriente del Estado de México.

    Ahora, indica, las cosas se pondrán mucho peor con el llamado Seguro Médico Universal para Recién Nacidos, que el presidente Felipe Calderón acaba de poner en marcha para atender a todos los niños de familias sin protección social, que nazcan durante su sexenio, pues “se planea que muchos de esos niños sean canalizados al IMSS. ¡No tendremos capacidad para atenderlos! ¡Imposible! Lo que primero debió hacer el presidente Calderón fue dotar de infraestructura, equipamiento y personal a los hospitales públicos”.

    Así, en el deficiente Hospital Santos Guajardo, como en muchos otros nosocomios públicos del país, la medida de Calderón es recibida con rechazo y se le considera “demagógica e inviable”.

    Demagogia— El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Valdemar Gutiérrez, ha venido señalando que el seguro de Calderón puede ocasionar un “desastre médico”, debido a que no hay manera de atender a los niños nacidos en el período calderonista:

    “De ningún modo nos oponemos a proporcionar esa atención. No, de ninguna manera. Sólo que nos den con qué y nos digan cómo”, aclara Guitiérrez.

    Agrega que el llamado Seguro Popular –impulsado durante la administración de Vicente Fox– y ese nuevo seguro “son pura demagogia y están en el aire, porque no resultan viables. Son medidas populacheras”.

    Indicó que el IMSS deja de surtir unas 500 mil recetas médicas cada mes –que representan alrededor de 6 millones al año–, le hace falta cubrir 10 mil plazas vacantes –como se acordó en 2006– y está pendiente la contratación de 40 mil trabajadores. Ni siquiera, dijo, tiene incubadoras suficientes para atender a estos recién nacidos.

    “Definitivamente, no hay capacidad”, dijo Valdemar Gutiérrez, quien se quejó porque el nuevo director del IMSS, el politólogo panista Juan Molinar Horcasitas, mantiene una postura “contradictoria”, pues por un lado pide el apoyo de los sindicalizados para sacar adelante la institución y, por otro, “no los toma en cuenta para asuntos tan importantes como el seguro universal para niños”.

    En Yautepec, Morelos, el pasado lunes 8 Felipe Calderón puso en marcha el Seguro Médico Universal para Recién Nacidos.

    A través de él, dijo en su discurso, se dará atención a todos los nacidos a partir del 1 de diciembre de 2006, día en que tomó posesión de la Presidencia de la República.

    Añadió: “Estoy seguro de que estos niños y todos los mexicanos nuevos, los mexicanos de una nueva generación que gocen de este seguro durante toda su vida, van a tener mejores condiciones de vida digna, van a vivir mejor de lo que han vivido otras generaciones de mexicanos”.

    Aparte de Molinar Horcasitas, en el acto estuvieron presentes el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos; el titular del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes; así como el gobernador de Morelos, Marco Adame.

    El presidente Calderón recalcó que el seguro había sido una de sus promesas de campaña: “Me comprometí a proteger a una nueva generación de niñas y niños, a través de un seguro médico para cuidar su salud. Hoy, como presidente, me satisface decir que he venido a Morelos a cumplir mi palabra”.

    Uno de los principales beneficios de su programa, detalló, es que si algún niño requiere atención médica en un comunidad donde se carezca de instalaciones públicas, el Estado cubrirá los gastos de “el doctor que en la comunidad tenga que atenderlo”, de manera que se pagarán los servicios médicos de particulares, ya que –recalcó Calderón– “la falta de atención a los problemas de salud es el rostro más doloroso de la pobreza”. La meta es disminuir en dos terceras partes la mortalidad de los niños menores de cinco años, para el año 2015.

    En este arranque de su programa social estrella, Calderón inauguró además el primer hospital de su sexenio, el Hospital de la Mujer de Yautepec, que por cierto aún no funciona.

    El secretario de Salud, Córdova Villalobos, explicó en el evento que, tan sólo en el primer año de gobierno de Calderón, este seguro atenderá a 743 mil niños que nacerán al margen de la seguridad social.

    Y agregó que será un complemento del Seguro Popular de Fox, que este 2007 afiliará a 1 millón 700 mil familias más, por lo que alcanzará a un total de 6.8 millones de familias.

    Ocurrencia de campaña¿Es realmente viable este seguro de Calderón? ¿Logrará cumplir sus metas? ¿O estamos ante una medida puramente demagógica y populista? Gustavo Leal Fernández, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y especialista en políticas de salud y seguridad social, afirma:

    “Si el Seguro Popular de Fox es ya de por sí una mentira y un fraude, este seguro para niños de Calderón es todavía más fraudulento, porque se monta en aquél.

    “Es un fraude montado sobre otro fraude. Estamos ante la mentira como estrategia de gobierno”.

    — ¿Cómo fue que surgió este nuevo seguro? –le pregunta el reportero.

    — ¡Hombre! Surgió a raíz de una ocurrencia de campaña de Calderón. Y además una ocurrencia ridícula, pues ante el arrastre de su contrincante Andrés Manuel López Obrador, Calderón vio que estaba también obligado a hacer ofertas de naturaleza social. De modo que se calentó y, en una gira, soltó esta ocurrencia de darles protección a los niños.

    “Esto demuestra lo malo y lo pequeño que es el gobierno de Calderón, que de una ocurrencia con fines políticos montó todo este programa infantil de su ‘seguro petite’, como lo llamo yo.

    “Tan petite como el propio Calderón, quien no tiene ningún plan estratégico para el futuro de la salud y de la seguridad social en México”.

    — ¿Entonces a qué obedece su seguro?

    — Es una medida completamente política. Eso de que todos los niños nacidos durante el sexenio tendrán seguridad social es pura demagogia, que además encaja muy bien con el discurso panista de la defensa de la vida y las posiciones antiabortistas de la derecha.

    “Valiéndose descaradamente del sector salud, ya se está pensando en conseguir votos para las elecciones intermedias del año 2009. Y este seguro petite tiene esa finalidad; es un programa electorero que intenta darle algo de legitimidad al gobierno de Calderón.

    “Algunos líderes panistas han propuesto hacer del blanquiazul un verdadero partido ciudadano, tener presencia en los casi 2 mil 500 municipios del país, como lo intenta López Obrador y el PRD. Se intenta, pues, una perredización del PAN, y con este seguro planean entrar en muchos municipios”.

    Empero, Leal Fernández indica que, como el Seguro Popular, este nuevo seguro “no va a satisfacer las verdaderas necesidades de salud de la población marginada”, puesto que sólo tiene un “perfil preventivo”.

    Detalla: “El Seguro Popular está ofreciendo 249 intervenciones preventivas y un paquete de 307 medicamentos. A tales medidas, ahora se le van agregar algunas otras que están enfocadas a los niños, puesto que aquí quedó integrado el nuevo seguro infantil de Calderón.

    “Sin embargo, esto es como darles aspirinas, pues de ahí a que sean atendidos médicamente hay todo un abismo. ¡Caray!, la gente se está muriendo de cáncer, de enfermedades cardiovasculares, de ataques al corazón… Cuando esta población marginada realmente enfrenta estas enfermedades, no hay quien la pueda atender. Por eso, estos seguros ni son seguros ni son populares… ¡Son puro fraude!”

    Leal Fernández estudió economía en la UNAM y realizó posdoctorados en universidades de Austria y España. Ha publicado libros y ensayos sobre políticas de salud y seguridad social, tema al que ha dedicado casi 30 años de investigación. Indica que las instituciones de salud del sector público, concretamente el IMSS y el ISSSTE, no tienen capacidad para atender el Seguro Médico Universal para Recién Nacidos:

    “¡No hay manera! No tienen capacidad. Desde 1982, a estas instituciones se les tiene maniatadas, no se les han canalizado recursos. De ahí que, por ejemplo, la infraestructura del IMSS no haya crecido en los últimos años y los salarios de sus trabajadores estén castigadísimos.

    “Estas instituciones se mantienen en pie gracias al arduo trabajo de sus médicos y enfermeras, que incluso con sus salarios las están subsidiando.

    “La lógica del gobierno es decir: Tú, ciudadano, tienes derecho a la salud, pero te retiro la posibilidad de que seas atendido por las instituciones públicas en caso de que te enfermes en serio. Bajo este esquema neoliberal, se está fomentando el mercado privado de la salud”.

    El investigador ejemplifica con el presupuesto de 30 mil millones de pesos que, este 2007, se le destinó al Seguro Popular y al nuevo seguro infantil.

    “Ante la imposibilidad del sector público de dar atención médica, gran parte de esa bolsa de 30 mil millones se irá en contratar servicios médicos privados, como ya lo sugirió el presidente Calderón. De modo que, en el fondo, se utilizarán recursos públicos para financiar servicios privados.

    “Es esta una política del Banco Mundial, que ha venido insistiendo en que los gobiernos deben tener bolsas públicas para pagar a prestadores privados de servicios. Y nuestro nuevo secretario de Salud, el doctor Córdova, acaba de decir, torpemente, que ése es el sistema ideal, que debe haber una bolsa común alrededor de la cual compitan los prestadores privados.

    “Se le olvida que en otros países aún no se encuentra la fórmula para poner en orden a estos voraces prestadores privados, quienes están excluyendo a la población de viejos y enfermos, para quedarse con los jóvenes y sanos”.

    — ¿Esto significa que Calderón dará continuidad a este esquema neoliberal de la salud?

    — Sí, sí, por supuesto. Y lo está demostrando con su seguro, que es una continuación del Seguro Popular de Fox, que no cura, pero sí está afiliando a millones de familias. Y ya ve, ahora se dice que en su primer año este seguro infantil afiliará a 743 mil familias.

    “Son esquemas que afilian, pero no atienden. Y al IMSS y al ISSSTE se les fuerza a entrar en ellos”.

    Insiste el analista en que Calderón no tiene ningún “plan estratégico” en materia de salud, lo cual quedó demostrado en los funcionarios que escogió para encabezar ese sector, que responden a un “pago de facturas” y son ajenos al área de la salud.

    Menciona a Miguel Ángel Yunes, nuevo titular del ISSSTE: “El nombramiento de Yunes fue una concesión al coto de poder de la maestra Elba Esther Gordillo. Nada más.

    “Yunes sabrá mucho sobre fuerzas policiacas, pues viene de operarlas, pero desconoce totalmente de políticas sanitarias”.

    En cuanto a Molinar Horcasitas: “Es realmente una vergüenza que Calderón haya puesto a un politólogo intolerante al frente del IMSS, una institución que tiene 50 mil médicos, cerca de 90 mil enfermeras y que es importantísima para la seguridad social del país.

    “Molinar Horcasitas no debería estar ahí, sino haciendo sus encuestas. En fin, Calderón utilizó al sector para el pago de facturas”.

    — ¿Y qué puede decir del secretario de Salud?

    — Al principio, la designación del doctor Córdova generó entusiasmo, porque proviene de la comunidad médica. Pero pronto desencantó porque se esperaba de él un golpe de timón, una reorientación de las políticas de salud. Pero no lo hizo. Hoy es visto como un traidor.

    — ¿En qué consiste su traición?

    — Traicionó a su profesión. Como médico, él sabe que son un fraude el Seguro Popular y el seguro de Calderón. Sabe muy bien que a la población no se le pueden ofrecer servicios que el sector público no está en capacidad de cumplir.

    “En lugar de ponerse a planear, con un equipo moderno de colaboradores, qué necesita el sistema de salud en México, qué necesitan los pacientes, qué hacer con las escuelas y facultades de medicina y tantas otras cosas, en lugar de eso se ha conformado con cumplir las instrucciones políticas del presidente”.

    El investigador hace una pausa. Luego concluye:

    “Sí, sí. Córdova se convirtió en el operador electoral que tiene el presidente en la Secretaría de Salud”.

    De unos videos muy buenos para seguir con el ánimo.

    enero 9, 2007 en 2:19 pm | Publicado en PRINCIPAL | Deja un comentario

    Hola
    Te comparto estos VIDEOS que aportan a la construcción del México que todos queremos.
    Da un clic en los nombres y podrás verlos o entra a www.cancioneroweb.com y velos desde ahí no hay pierde son os únicos.
    Saludos cordiales

    Conciencia
    Patria
    Mi País esa en lucha
    Corazón de queso
    La Ciudad de la Esperanza

    Blog de WordPress.com.
    Entries y comentarios feeds.